Editores de video online Vs. Editores offline, ¿cuál elegir y por qué?

En la actualidad, crear contenido para redes sociales se ha vuelto una forma de vida para muchas personas. Quienes rentabilizan sus publicaciones en la web, saben que la relevancia y presentación del contenido son dos aspectos igualmente importantes. De hecho, ambos están interrelacionados profundamente. La edición puede enfatizar, embellecer o trastocar totalmente el mensaje que se desea transmitir.

Contar con editores de video funcionales y prácticos es indispensable para comunicar cualquier idea o experiencia en clave audiovisual. Estos ayudarán a crear el ritmo y dar el toque personal a las piezas que se mostrarán a través de Youtube, Instagram, Tik Tok, Facebook, Twitter, Snapchat u otras plataformas.

¿Cuándo se habla de edición online y offline?

Se puede decir que, dentro del proceso de editar una pieza, existen dos etapas: offline y online. Términos que no necesariamente se relacionan con la conectividad a internet mientras se edita. La diferenciación se hace de acuerdo a la fase de la edición en que se esté trabajando y a qué tan elaborado se presente el resultado. Cada una de estas etapas tiene características y propósitos propios ¿Te interesa conocer qué son y cuáles bondades presenta cada una?

El término “fuera de línea” u offline se refiere en el argot audiovisual a un material editado no definitivo. Por norma, los editores offline producen una “copia” del clip de video original. Sobre esta se hacen los cortes y cambios que más tarde se discutirán con el director, el cliente y otros involucrados.

En el offline se incluye un time code visible. Este es imprescindible para señalar el momento exacto que se visualiza y en el que se ha realizado algún cambio: introducción de algún efecto, imagen, transición, etc.

Una vez se tenga la “Lista de decisiones de edición” (EDL, en inglés) aprobada, se pasa a la edición lineal u online. Esta última produce el material en calidad final, con transiciones, efectos especiales y de sonido, subtítulos (si se requieren). Además, permite banda sonora y todos los cambios indicados en la EDL. El resultado es pulido y está listo para salir a la luz.

Historia de los términos

Fue en la década de 1980 cuando se comenzó a establecer la diferenciación entre editores offline y online. En ese entonces había espacios (salas) y computadores distintos para hacer cada una de las fases de edición. Todo esto se hacía, en gran medida, con el fin de abaratar costos.

Las copias sobre las que se trabajaba el offline eran de menor calidad que las grabaciones originales. También lo eran los computadores y otros elementos que se empleaban. El online se renderizaba con equipos mucho más costosos, necesarios para producir un video editado en alta calidad.

En años más recientes se ha referido al offline como una versión editada aún en discusión, pero no necesariamente de menor calidad visual.

Offline y online en la era digital

Con las innovaciones tecnológicas del siglo XXI la separación entre edición online y offline ha ido quedando, para muchos, obsoleta. Una de las razones por las que años atrás se pasaba por estas dos etapas era el riesgo de dañar las cintas de video originales. Estas se reproducían, pausaban, adelantaban y retrasaban incontables veces durante toda la faena. Lo que volvía contraproducente el hecho de trabajar sobre una única copia de las grabaciones.

La posibilidad de exportar el material digitalizado directamente a un editor de video ha resuelto de antemano este problema, así como el de la diferencia de presupuesto en ambos procesos de edición. La tecnología y los programas actuales permiten editar material audiovisual en formato digital de forma expedita. Se puede trabajar directamente sobre la pieza original y guardar tantas copias como sean necesarias. Estas facilidades ahorran materiales y largas horas de trabajo.

No obstante, para que el resultado sea profesional, es necesario cumplir ciertos procesos. Primeramente, hay que asegurarse de revisar bien el material grabado antes de idear un plan de trabajo. Muchos profesionales y aficionados a la edición audiovisual continúan elaborando la EDL, manuscrita o computarizada. Asimismo, la utilización de un time code es fundamental para delimitar las secuencias, entradas y salidas de cualquier efecto, etc. Se trata entonces de una integración, cada vez más evidente, de las funciones y objetivos de la edición offline y online.

¿Cuál es el mejor editor para mí?

La mayoría de los creadores de contenido de hoy coincidirán en que no se necesitan dos salas diferentes (offline / online), con equipos separados, para editar un video destinado a Youtube o cualquier otra red social. Con los programas adecuados, puede realizarse un sorprendente trabajo de edición desde una computadora de escritorio o portátil. Incluso desde un smartphone. A no ser que se trabaje en una gran producción para cine que amerite dispositivos y programas más complejos.

Los programas de edición de video online actuales tienen, o deben tener, las herramientas y funciones características de la edición offline. Asimismo, deben incluir recursos relacionados a la conectividad y versatilidad que se requieren hoy en día, dadas las diversas plataformas en donde se publica el contenido creado.

Tal es el caso de Clipchamp, que funciona sin descargar o descargándolo en el dispositivo de preferencia. Incluye gran variedad de funciones y permite crear proyectos originales para diferentes propósitos.

Un buen editor de videos online se reconoce porque ofrece:

  • Software intuitivo, fácil de entender y manejar.
  • Variedad de herramientas y posibilidades: corrección de color, distintos efectos visuales y de sonido, fuentes, función de recorte y pegado, etc.
  • Importación directa de archivos y salida en diversos formatos, con posibilidad de cambio de tamaño del video.
  • Fácil integración con redes sociales para exportación de archivos.
  • Compatibilidad con distintos sistemas operativos.
  • Función de autoguardado que salve el trabajo ante una eventual desconexión.

Otra característica potencialmente útil es la opción de editar en la web, así como cualquier otro recurso que optimice el trabajo según preferencias y requerimientos personales. En definidas cuentas, los mejores softwares de edición serán aquellos que se adapten a las necesidades de cada proyecto.

Categorías
Tags

About Alexandra Corrao

Alexandra es una blogger muy especializada en todo lo relacionado a la tecnología móvil, se desempeña actualmente como blogger y community manager independiente, es una geek de los vídeojuegos y lleva en nerdilandia como editora muchos años colaborando en todas las secciones que tenemos.

Deja un comentario

Por favor, usa tu nombre real en vez de un nick.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Salir de la versión móvil