Las nuevas tecnologías han pasado de ser una opción a una necesidad intrínseca

En el mundo actual en el que vivimos, si algo está claro es que la tecnología ha cambiado nuestro día a día, adaptándose incluso a las necesidades de los usuarios incluso en situaciones críticas como la ocasionada por la pandemia.

Todo ha evolucionado hacia nuevas maneras de trabajar, porque si bien es cierto que el mundo se paralizó en marzo del 2020, la tecnología fue capaz de salvar ciertas situaciones y ha sabido adaptarse rápidamente a los cambios evitando un colapso total.  Y es que, la tecnología siempre avanza y se adapta para que no se vean afectados en su día a día millones de personas, que tenían sus rutinas de trabajo y de ocio ya establecidas, ofreciendo la opción de teletrabajo y entretenimiento online. Unas alternativas que han sido todo un éxito entre los usuarios y han demostrado la efectividad de las herramientas tecnológicas en casi cualquier ámbito.

Pero no sólo hablamos de la pandemia, ya que en poco más de una década la actualización en torno a las nuevas tecnologías, han pasado de ser una opción a una necesidad intrínseca en la mayoría de las personas incluso de los más mayores que ahora disfrutan como niños de estos avances. Algunos no lo entenderán, pero hubo una época que mayores y jóvenes no eran capaces de hablar en ese idioma tecnológico, hoy en día es una realidad desde las comunicaciones con sistemas como Whatsapp hasta los más atrevidos con plataformas simples como Tiktok son algunos de los ejemplos claros del mundo moderno en el que nos movemos diariamente a una velocidad muy alta.

Los denominados ‘nativos digitales’ parecen ir un paso por delante en una sociedad que cada vez depende más de lo tecnológico y, cómo no, de lo online. Sin embargo, tanto personas como empresas viven en la actualidad una fase de adaptación, de análisis de las ventajas de las nuevas fórmulas y de lucha por estar al día en los avances y la innovación tecnológica. Pues, actualmente quien no se suma a los nuevos avances se encuentra desfasado en el concepto empresarial actual y sus negocios por ende desaparecen del listado vanguardista y moderno que no sabemos a dónde llegará pero que no retrocederá nunca más.

Beneficios actuales de estar en la ola del avance tecnológico

Sumarse y dar el paso a los nuevos cambios de metodología en la gestión empresarial no es una tarea sencilla de afrontar para muchos. Son numerosas las fórmulas de transformación digital, que dependen del tipo de empresa y los objetivos que se pretenden conseguir en un mercado lleno de competidores. Son pocos los que se detienen a pensar y los que consiguen mantenerse en la ola, pues de no ser así caen y desaparecen como si nunca hubiesen existido.

Para hacer que el paso de esa transformación digital sea eficiente, las empresas necesitan de personas con conocimientos tecnológicos que sepan adaptar el modelo de negocio a la empresa teniendo en cuenta los avances que se viven a diario. De esta manera, se pretende que las empresas puedan registrar una mejora en la actividad económica para que al final todo ese cambio se traduzca en un mayor número de ingresos, el objetivo de cualquier compañía.

Sin duda alguna, podríamos hablar por horas y horas sobre los avances tecnológicos, pero si algo está claro es que a día de hoy se trata de uno de los elementos esenciales para poder crecer en un negocio. La tecnología ofrece unas capacidades de adaptación dignas de un camaleón, sin que eso perjudique de forma severa la industrialización del negocio, es más, potencia a un nivel más alto y a su vez mitiga el riesgo de no estar situado en la ola del cambio.

Categorías
Tags

About Gustavo Martinez

Phd. en computación, Senior Bloguer, Amante de la tecnología móvil, aplicaciones web, educación online.

Deja un comentario

Por favor, usa tu nombre real en vez de un nick.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Salir de la versión móvil